Lamentablemente, muchos autos nuevos salen de la concesionaria con defectos de pintura (marcas circulares, hologramas, etc) y contaminación que pueden haber recibido tras esperar semanas y hasta meses en playas de estacionamiento, antes de ser asignados a su nuevo dueño. Algunas agencias no siempre disponen del tiempo ni del personal calificado para que la entrega de tu 0km sea como la venías soñando. Otras, te ofrecerán un servicio de pre-entrega que suele hacer más mal que bien, junto con una protección “duradera” de dudosa calidad. Si esto te preocupa, estaremos encantados de recibir tu nueva unidad en nuestro Studio para prepararla como se lo merece, atendiendo detalles que importan y protegiendo la pintura para que el brillo y el mantenimiento sea más fácil en los próximos 6 meses, 1 año y hasta 5 años en nuestro tratamiento tope de gama.
Recordá que la pintura de fábrica viene sin protección alguna y que ese brillo de 0km no permanecerá para siempre. Un tratamiento no solo mejora el aspecto, el brillo, la definición del poro y en consecuencia la nitidez en los reflejos, sino que además lo hará durar en el tiempo.